Un TAU sin acierto cae en la prórroga ante el Bàsquet Girona

Los azulejeros ponen fin a una racha de 5 triunfos consecutivos en liga y suman un total de 9 victorias y 3 derrotas

Redacción. Castelló

El TAU Castelló  no pudo vencer en la prórroga al Bàsquet Girona en un encuentro en el que los de la capital de La Plana no terminaron de estar del todo cómodos ante la dura defensa de su oponente. Al final, tras una igualadísima recta final del choque, la moneda cayó del lado visitante, que supo jugar mejor sus balones decisivos.

Al principio la cosa estuvo básicamente entre los grandes, ya que Pavelka mantenía un interesante duelo con otro gigantón como es Rozitis. Por desgracia, nadie más estaba entonado en el TAU Castelló, mientras que en el cuadro visitante el base Sabat dirigía con solvencia. Cosialls también aportaba sus puntos y el tono defensivo general era bueno e intenso, por lo que el resultado pronto se puso preocupante (8-16, min. 16). Ante esta situación, Toni Ten quiso aportar más velocidad al juego con la entrada de Joan Faner, Edwards como cinco y Edu Durán para desplegar su talento. Igualmente, echó mano de la defensa en zona por momentos.

La aportación del escolta madrileño se empezó a notar pronto, ya que hizo 8 puntos en poco tiempo y el choque se niveló en el minuto 12 (22-22). Por desgracia, el acierto en los triples apareció acto seguido en el cuadro catalán y volvió a despegarse en el luminoso (25-30, min. 14). Entonces el TAU Castelló apostó por poner dos cuatros en pista como interiores (García y Dukan), los cuales jugaban más de cara a sus defensores. Así, el partido entró en una fase de igualdad e intercambio de canastas con la que se llegó al descanso (42-43).

El patrón fue parecido en la reanudación en cuanto a las alternativas en el marcador, aunque en esta ocasión ambos contendientes habían apostado por sus respectivos “cincos” en pista. Fueron los mejores minutos del gigante eslovaco Pavelka, que aportaba mucha intimidación y anotación, siendo el principal sustento de los suyos en un duelo que no abandonaba la máxima igualdad durante este tercer cuarto. Otra pieza importante seguía siendo Edu Durán, el cual llegó al término de este tercer cuarto con 15 puntos en su haber. Así las cosas, todo por decidir al encarar el cuarto periodo (64-62).

El partido entró en una fase de ataques muy directos y rápidos, algo en el que normalmente se encuentra más cómodo el TAU Castelló. En cuanto acompañó un poco el acierto en forma de dos triples casi seguidos de Romà Bas, los de La Plana dieron un esperanzador estirón (72-66, min. 34). No obstante, el partido estaba un poco loco y en poco más de un minuto los gerundenses se resarcieron y volvió la inquietud (72-71, min. 36). Además, los ataques de los La Plana se volvieron mucho más espesos. El tramo final del choque empezó a ser trabado y un tanto confuso, donde ya primaba más la determinación individual que otra cosa. Los anfitriones no jugaron bien algunas posesiones decisivas y la situación se complicó a 1:01 del final con 72-74. Juanjo García metió un tiro libre, Edwards cogió un oportuno rebote ofensivo y Adala Moto lleno de rabia y potencia convirtió un dos más uno a 41 segundos del final (76-74). Acto seguido, los locales hicieron una falta rápida, pero Olaf metió los dos tiros y volvió el empate.

El ataque siguiente lo desaprovechó el TAU Castelló y ahora el balón decisivo era para el Bàsquet Girona con 14 segundos por delante. Adala Moto dio la esperanza al robar el balón pero en su progresión dio el balón a Alvarado, el cual forzado por la falta de tiempo no pudo afinar su tiro y falló. Así pues, prórroga. La cuarta de esta temporada en el Ciutat de Castelló ni más ni menos.

El juego en el tiempo extra tampoco fue brillante. Las defensas eran duras y pesaba la responsabilidad, sobre todo en los tiros libres, donde los de Toni Ten estuvieron firmes y tomaron algo de ventaja (82-79). Por desgracia, Olaf anotó un triple que empató de nuevo el choque a 1:03 de la conclusión. Nuevo mal ataque del TAU y a 21 segundos del final canasta de Rozitis que obligaba al combinado anfitrión a anotar en el último balón del partido, que volvió a jugarse con mal criterio y selección para acabar cediendo el partido.

Imagen: TAU Castelló

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *