Un insípido Castellón cae en Girona y suma su cuarta derrota consecutiva

Los orelluts han maquillado el resultado en los últimos minutos pero su partido ha dejado mucho que desear

Aaron Siles. Castelló (@ValeroWM)

El CD Castellón ha caído en su visita a Montilivi por 2-1 en un encuentro en el que volvió a poner muy fáciles las cosas a su rival. Al Girona le bastaron un córner y un contraataque para resolver el encuentro en el primer tiempo. El gol de Señé a falta de cinco minutos devolvió esperanzas a los albinegros que intentaron, sin éxito, lograr el 2-2 a con centros desde la derecha, pero sin generar peligro. Con esta son cuatro derrotas seguidas que ponen muy complicada la salvación.

Los visitantes no entraron con mal pie en el partido y consiguieron realizar alguna llegada destacable ante la meta catalana. César Díaz, hoy titular en la delantera, estuvo cerca de sorprender a Juan Carlos con un remate tras girarse desde fuera del área. No obstante, el meta gironí consiguió enviar a córner un balón que iba bien dirigido a la cepa del poste.

El empuje inicial acabó con el primer gol catalán. A poco de llegar a la media hora de encuentro Gumbau lanzaba un saque de esquina desde la izquierda que remataba Bernardo. El 1-0 mermó el ímpetu de los de la Plana Alta, que a falta de cinco minutos para el descanso recibían otro mazazo: Bárcenas firmaba el 2-0 ante un Moyano poco reactivo tras una jugada que se inició con una pérdida de Arturo en la banda. 

El equipo de Garrido finalizaba uno primeros 45 minutos que habían discurrido de una forma muy familiar, sus rivales ponían tierra de por medio en el electrónico sin necesitar una gran actuación ni verse especialmente exigido. Y con ello el Girona iba a tener suficiente para ganar el encuentro.

En el segundo período la reacción albinegra se hizo esperar mucho más de lo debido. Tanto que cuando llegó ya era demasiado tarde. Señé acortaba distancias en el minuto 85 tras una buena acción de Cubillas en el área y un pase sensacional de Rubén Díez. El Castellón apelaba a la épica, pero no iba a tener fortuna. Lo intentó por la derecha con Marc Mateu, pero la defensa catalana no dio opción y los tres puntos se quedaron en casa. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *