Un inofensivo Castellón pierde ante el Tenerife

Marc Mateu falló un penalti a los 25 minutos y los orelluts apenas generaron más ocasiones

Aaron Siles. Castellón

El CD Castellón ha caido por 0-1 frente al Tenerife, otro equipo en la lucha por la permanencia, en un partido pobre de los albinegros. Los locales llevaron la iniciativa durante todo el encuentro, pero fueron incapaces de desarmar el bloque defensivo canario. La derrota puede hacer que los de Óscar Cano terminen la jornada en descenso.

Ambos equipos se mostraron tímidos desde el inicio queriendo minimizar sus errores. El Tenerife, replegado en un 4-4-2, entregó el dominio a los orelluts. Por su parte, el equipo de Cano usaba un 3-4-2-1 como estructura ofensiva, con Zlatanovic como única referencia arriba. El Castellón movía el balón a ritmo lento y no inquietaba a la defensa tinerfeña, que se encontraba cómoda en este guion.

Los locales pudieron adelantarse en el minuto 25′ con un penalti. Bermejo derribó a Guillem Jaime dentro del área, y Marc Mateu iba a disponer de una oportunidad para adelantar a su equipo desde los 11 metros. No obstante, Dani Hernández, meta visitante, adivinó la trayectoria del lanzamiento. El arquero venezolano del Tenerife no tuvo que volver a intervenir hasta el minuto 94.

Los ataques albinegros eran previsibles. El bloque compacto de los canarios, sumado al poco atrevimiento de los castellonenses, imposibilitaba conectar por dentro con Fidalgo o Molina; lo que desembocaba una circulación en “U”, de banda a banda, que finalizaba con centros laterales. Con Zlatanovic solo arriba (mide 1,74), los centrales tinerfeños no tuvieron problemas para imponerse. Los locales intentaron 28 centros en el partido, de los cuales solo remataron uno (Cubillas).

Los datos reflejan que la propuesta de los orelluts no fue coherente la selección de su delantero centro. Zlatanovic pasó desapercibido y tan solo tocó 19 veces el balón en 71 minutos. Por su parte, Cubillas, más capacitado para el juego aéreo, dio más problemas a los centrales del Tenerife y suya fue la última ocasión del encuentro. El ariete castellonense remató un centro frontal de Rubén Díez que Dani Hernández atajó sin problemas.

Defensivamente el Castellón no padecía, sin embargo, en el minuto 66 un centro desde la derecha del lateral chicharrero Shaq Moore lo remataba el recién entrado Pomares en el segundo palo para poner el 0-1. Fue el único lanzamiento a portería de los visitantes en todo el partido, ya que Álvaro Campos no tuvo que realizar ninguna parada. La ínfima cantidad de ocasiones creadas por las dos escuadras ilustra el conservadurismo que reinó en el encuentro.

Visto como venía desarrollándose el partido, el gol parecía definitivo, y finalmente así fue. Los de Cano quisieron reaccionar, primero con el ya comentado cambio de Cubillas con Zlatanovic, además de añadir desequilibrio por fuera con Paolo Fernandes. Después pasarían a jugar con dos centrales con el cambio de César Díaz por Iago Indias, pero no dio resultado. Pese a las variantes introducidas el Castellón fue incapaz de encontrar una forma de desequilibrar a los canarios. 

El encuentro vuelve a evidenciar lo que por todos es sabido, el Castellón acusa unos problemas ofensivos graves que será necesario resolver si se quiere aspirar a la permanencia. Estos no radican en la finalización, sino en la gestación de ocasiones. Actualmente la única baza que presentan en la fase ofensiva son los envíos de Marc Mateu. Cano necesita encontrar otros caminos hacia la meta adversaria pero parece complicado viendo los recursos con los que cuenta en la plantilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.