Roger Martí deja al Villarreal fuera de la Copa en el último minuto

El submarino amarillo paga muy caro su falta de acierto en un partido en el que fue superior a su rival en ocasiones

Marcos Bernat (@marcosbernat98). Castelló

Levante y Villarreal se medían en el Ciutat de Valencia en busca del pase a las semifinales de Copa del Rey. El acceso a la siguiente ronda permitiría a ambos clubs ver de cerca una final histórica. La buena temporada del submarino y la espectacular dinámica del Levante en las últimas semanas presagiaban un duelo más que interesante para el espectador.

A las 19:00 echaba a rodar la pelota en la capital del Turia y el inicio no iba a dejar indiferente a nadie. Más de un aficionado estaría encendiendo la televisión cuando los locales gozaron de la primera gran ocasión en el minuto 2. Bardhi puso un centro medido para Dani Gómez, que no consiguió conectar con el esférico a escasos metros del arco, con Asenjo vendido.

La réplica del submarino no se iba a hacer esperar. En el 3, Pedraza se internó por el costado izquierdo y disparó entre palos, pero Cárdenas evito el tanto. Poco después, en el 5, una jugada ensayada a balón parado terminó con un testarazo de Pau Torres, respondido por el meta granota con una atajada espectacular.

Un inicio frenético apuntaba a una primera mitad completamente alocada. Sin embargo, el cuadro groguet trató de relajar la contienda mediante la movilidad de pelota. Superando el 60 % de posesión, empezó a construir desde atrás. Por su parte, los de Paco López encontraron el orden defensivo y optaron por buscar opciones para recuperar y salir al contragolpe.

Una de las intercepciones de los azulgranas, finalizó con un golpeo cruzado de Dani Gómez que se marchó cerca del poste. En el lado opuesto, Pedraza era el futbolista más activo en la faceta ofensiva de su equipo. Así, en el 33, el andaluz logró pisar área para poner a prueba a un Cárdenas que demostró estar de dulce para evitar de nuevo que se estrenara el casillero.

La recta final del primer tiempo dio lugar a dos opciones para los amarillos y una para los valencianos. Trigueros probó suerte desde fuera y se encontró con la estirada del cancerbero rival y Alcácer tiró algo desviado desde una posición cercana al punto de penalti. El Levante, trianguló a la perfección en la última jugada para que Son culminase con un golpeo que se fue por encima del travesaño.

El segundo tiempo se iniciaba con control castellonense, lo que iba a conducir al peligro en ataque. Trigueros le puso un balón perfecto a Paco Alcácer que, tras un control brillante, disparó con potencia para toparse con Cárdenas en el 50. El levantinista estaba siendo el hombre más determinante. Los visitantes se crecieron y se apoderaron del duelo. Múltiples llegadas a través de una rápida circulación, pero sin culminar un último toque que generara oportunidades claras. En el 65, la mala noticia saltaba en los de Emery. Rubén Peña tuvo que abandonar el verde lesionado y fue sustituido por Pervis Estupiñán.

A falta de 20 minutos del final, los de casa consiguieron dar un paso adelante y desplegaron el plantel hacia campo rival. De este modo, a punto estuvieron de activar el luminoso en el 71. Pedraza realizó un despeje defectuoso que provocó la intervención de Rulli. Tras este aviso, el choque se convirtió en un intercambio de golpes por momentos y el empate a cero parecía tener los minutos contados.

A pesa de los numerosos intentos, la mayor parte de los groguets, se acercaba el fin del reglamentario con resultado gafas. La esperada entrada al terreno de Gerard Moreno no se produjo. Así pues, fue el colombiano Carlos Bacca quien saltó al césped en el 87 para tatar de remediar el empate. En el 89, Parejo pateó un libre directo, Baena cazó el rechace y Postigo sacó bajo palos. Los rostros de los visitantes lo decían todo. La pelota no quería entrar y se llegaba a la prórroga.

Prórroga

Idas y venidas. Así fue la primera mitad del tiempo extra. Las piernas pesaban para tomar decisiones y las embestidas amarillas empezaban a menguar para dar paso a minutos en los que cualquiera se podía llevar el gato al agua. Tras varios acercamientos locales, llegó el turno a los de fuera. Fer Niño remató de cabeza cerca del larguero en el 98.

La primera destacable del segundo tiempo iba a traer polémica. El colegiado señaló penalti sobre Pedraza, que galopaba como si fuera el minuto 1, y finalmente el VAR corrigió para señalar falta fuera del área. Parejo disparó y un inmenso Cárdenas respondió una vez más. Esta sería la última opción de romper las tablas. 

Aún le iba a quedar una más al partido. El fútbol fue lo más cruel posible para el submarino. Una gran acción de Morales por la banda terminó con la pelota en los pies de Roger Martí, que anotó para meter a su equipo en una histórica semifinal.

Imagen: Villarreal C.F.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *