L’Illa-Grau ese impone al San Roque para estrenarse en la Superliga 2

Los castellonenses vencen por 3-0 en un duelo que fue más costoso de lo previsto y comienzan su camino para volver a la máxima categoría

Redacción. Castelló

Primer encuentro de la temporada 2021/22 en la Superliga 2 y primera victoria para el UBE L’Illa-Grau. El equipo que dirige Carlos Cavalli tuvo que trabajarse mucho el triunfo ante un CV San Roque Batán, que les puso en más aprietos de lo previsto, y acabó imponiéndose por 3-0 (25-21, 25-22 y 25-23).

Fue un partido de lo más competido y los dos rivales demostraron un buen nivel aunque con los correspondientes desajustes propios del inicio de temporada. De hecho, el primer set fue un toma y daca por parte de los dos planteles, con fases de dominio para unos y otros hasta que los locales se desmarcaron, con seis puntos arriba. Parecía que se le ponía de cara a los castellonenses el primer set, pero los canarios no habían dicho la última palabra y apretaron en los últimos puntos aunque no llegaron a alcanzar a los de Cavalli, quienes establecieron el 1-0 con un parcial de 25-21.

La inercia ganadora llevó al UBE L’Illa-Grau a salir como un vendaval en el segundo set y a los castellonenses no les costó nada dominar el encuentro en juego y en el marcador, estableciendo un cómodo parcial de 20-14 que permitía pensar que el parcial estaba visto para sentencia. Sin embargo, y al igual que en el primer set, el San Roque sacó a relucir su acierto para poner contra las cuerdas a los locales, recortando la distancia a dos puntos (24-22) y obligando a los de Cavalli a hacer valer su experiencia para poner el 2-0 con un parcial de 25-22.

El San Roque no quería marcharse de vacío de Castelló e hizo todo lo posible para lograrlo. De inicio, salió a por todas en el tercer set, jugando de tú a tú de nuevo y equilibrando las fuerzas en la cancha del Ciutat Esportiva. Fue sumando hasta llegar al 17-17, que fue el punto de inflexión para los de Cavalli. En ese momento, los de la capital de la Plana fueron conscientes de que si seguían jugando así acabarían cediendo y fue entonces cuando se reajustaron, se pusieron 20-18 y se exprimieron al máximo aprovechando los errores del rival y sus propios aciertos para, con más sufrimiento del esperado, acabar superando a los canarios por 25-23.

Imagen: Alejandra Pallarés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.