La salvación pasa por convertir la piscina de Gaeta en un fortín

El Waterpolo Castelló afronta una segunda vuelta de liga en la que disputará la mayoría de partidos como local

Aaron Siles. Castelló (@ValeroWM)

El Waterpolo Castelló afrontó un exigente fin de semana en el que disputó hasta dos partidos en Ceuta y en Málaga. El primero de ellos lo jugaron el sábado en la Ciudad Autónoma frente al líder, el CN Caballa, y cayeron por 11-6. Sin tiempo para el descanso, un día después acudieron a tierras andaluzas para verse las caras con el Waterpolo Málaga. Acusando la fatiga del duelo anterior, volvieron a marcharse de vacío y perdieron 11-7. Con estos resultados, los de La Plana cierran la clasificación como colistas, con un balance de un empate y seis derrotas en siete encuentros. No obstante, el panorama puede cambiar en el segundo tramo de competición, porque de las siete jornadas que restan, cinco las jugarán en la piscina de Gaeta.

La localía no es un factor menor en esta competición. Los viajes o las dimensiones de las piscinas son determinantes. Como nos comenta el jugador del Waterpolo Castelló, Luís Bausá, el desplazamiento mermó considerablemente el rendimiento del equipo: “El trayecto fue muy duro. Además de que fue muy largo, tuvimos que coger aviones, autobuses, ferris y trenes“. El desgaste pudo apreciarse ya en el partido de Ceuta en el que aguantaron hasta el tercer cuarto. El domingo la fatiga decantó un duelo entre dos equipos de la misma entidad: “El Málaga era un rival directo y arrancamos igualados, pero acabamos muy cansados y se nos fueron en el marcador. El partido del día anterior y los desplazamientos se notaron mucho“, comenta Bausá.

Es por ello que el optimismo en el equipo crece al mirar el calendario y ver que solo tendrán que realizar dos viajes: ” Afortunadamente, de los siete partidos que nos restan, cinco los jugaremos de local. Nos evitamos desplazamientos y, además, podremos aprovechar la piscina de Gaeta que por sus dimensiones favorece bastante nuestro juego. Confiamos en sacar los puntos que necesitamos en los encuentros de casa”, apunta el waterpolista.

Aunque el calendario ayuda, en el equipo castellonense tienen claro que para lograr el objetivo de la permanencia será necesario dar el máximo. Así lo afirma Bausá: “Vamos a entrenar todavía más duro y vamos a incrementar bastante la carga de las sesiones para afrontar lo que resta de campaña en las mejores condiciones posibles. Sabemos que será complicado porque puntuar en esta liga está muy caro, pero haremos todo lo que esté en nuestra mano”.

Imagen: Waterpolo Castelló

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *