La era Garrido empieza con victoria

El Castellón vence 2-0 al Sporting en el estreno de su nuevo técnico y consigue los primeros puntos de 2021

Aaron Siles. Castelló (@ValeroWM)

Entrenador nuevo, victoria segura. El Castellón ha hecho bueno el dicho y ha obtenido un triunfo en el debut de Juan Carlos Garrido como técnico. Los albinegros consiguen tres puntos vitales que les dejan momentáneamente fuera del descenso gracias a los tantos de Cubillas y Gus Ledes. Álvaro Campos también ha tenido un papel destacado al detener un penalti que habría supuesto el 2-1.

Ya desde los primeros minutos ha podido apreciarse lo que quería Garrido del equipo. El Castellón ha entrado al campo agresivo y con mucha intensidad. Las diferencias con la propuesta de Cano han sido claras y evidentes: Los albinegros han hecho gala de un juego directo aprovechando los centímetros de Cubillas, hoy titular en la punta de ataque, y han hostigado a los asturianos desde el pitido inicial.

Los primeros avisos de los orelluts han llegado pronto con dos tiros de Marc Mateu y Rubén Díez que Sánchez, el meta sportinguista, ha conseguido desviar a córner. El hambre de los de Garrido quedaba claro rápidamente y, a los 20 minutos, sería recompensado. Marc Mateu, cambiado de banda, servía un centro desde la derecha que Cubillas cabeceaba a gol. Nuevamente, la zurda del valenciano volvía a ser determinante para los de La Plana.

Sin embargo, en defensa las sensaciones no iban a ser diferentes. El Sporting, con la iniciativa durante todo el encuentro, no iba a tardar en responder gracias a una serie de errores individuales en la zaga de los castellonenses que pudieron costar muy caros. Primero sería Cristian Salvador, que a la media hora remató al poste desde la frontal tras una salida dudosa de Álvaro Campos. Dos minutos después el cancerbero local salvaría un mano a mano ante Djuka, que se había quedado solo tras un despeje defectuoso de Gálvez.

Se llegaba al descanso con la ventaja del Castellón. Ofensivamente el equipo demostraba más mordiente, pero los fallos individuales defensivos hacían acto de presencia una vez más. Podía dar gracias de que el encuentro no llegara al intermedio empatado.

Al poco de la reanudación el Castellón volvía a golpear. En esta ocasión sería Gus Ledes que, a los 53 minutos, tras una prolongación de Rubén Díez empalaba una volea que entraba por el primer palo de la portería asturiana. La cosa prometía, pero los de Garrido aún tendrían que afrontar algún sobresalto.

Este llegaría solo 3 minutos después del 2-0, cuando Gálvez zancadilleaba por detrás a Carmona dentro del área. Una torpeza del central orellut, que habiendo perdido previamente la posición, pecaba de inocente al meter el pie. El propio Carmona se encargaría de ejecutar una pena máxima que Álvaro Campos paraba lanzándose a su izquierda.

En el estreno de Garrido, al Castellón parecía sonreírle toda la fortuna que le había faltado en las 21 jornadas previas. A partir de entonces, y con más de media hora por delante, los de La Plana se dedicaron a defender. Ejecutaron un ejercicio sin balón consistente, sin conceder ninguna grieta que el Sporting pudiera aprovechar. Así moría el partido, sin inquietar arriba pero sin sufrir atrás.

Del primer encuentro de la era Garrido podrán extraerse muchas conclusiones positivas, como la intensidad en los duelos, la mordiente arriba y la concentración defensiva del último tramo. No obstante, será necesario aplicarlo con regularidad y suprimir los errores individuales en el área propia que se han visto al final de la primera parte. Es solo el principio, pero la buena imagen ofrecida puede invitar al optimismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *