Ilusión, el motor del Waterpolo Castelló

El conjunto castellonense ha debutado esta temporada en Primera División y sueña con lograr la permanencia

Aaron Siles. Castelló

El Club Waterpolo Castelló cosechó la campaña pasada un histórico ascenso a Primera División. El club se ganó el derecho a participar en la segunda categoría nacional por primera vez desde su fundación, lo que en palabras su entrenador y director deportivo, Carlos Ndongo es “un hito histórico para el deporte de la ciudad”. El conjunto castellonense tiene ante sí el reto de lograr la permanencia, y como apunta su entrenador: “La ilusión es el motor que nos mueve”.

El ascenso de la temporada pasada fue un capítulo más de un proceso que el club ha realizado durante muchos años desde la base. Como nos cuenta unos de sus jugadores, Luís Bausá, el bloque está formado por varios compañeros que llevan juntos desde pequeños: “En mi caso, comencé en el waterpolo hace 12 años. Otros llegaron más tarde, pero llevamos ya varias temporadas juntos y bajo la dirección de Carlos. Siendo cadetes comenzamos a participar con el primer equipo, y desde 2012 hemos cosechado tres ascensos que nos han permitidor llegar hasta donde estamos ahora”. 

La plantilla conserva una base de 8 jugadores castellonenses, a los que se les han incorporado 5 jugadores de fuera para aportar su experiencia y un mayor poso competitivo. La confección de la plantilla no ha sido sencilla debido a los tiempos que corren. Como nos cuenta Ndongo, la COVID-19 ha dificultado mucho la formación del equipo: “Hemos podido incorporar dos jugadores, pero también hemos tenido bajas a causa de la pandemia”.

Asimismo, la situación actual ha marcado la preparación del equipo de cara a la presente campaña. Como nos cuenta Luis Bausá, no ha sido posible realizar una pretemporada como era habitual hasta este año: “El COVID nos impidió celebrar el ascenso y no pudimos reunirnos hasta julio. Esta temporada llegamos a la primera jornada de liga en Madrid sin haber jugado ni un solo amistoso”.  

Otro de los hándicaps a los que debe hacer frente el primer equipo del Waterpolo Castelló es el hecho de no poder contar con todos los integrantes de la plantilla para entrenar: “Algunos jugadores son de fuera y solo pueden acudir a los partidos, y en el mejor de los casos al entrenamiento del viernes. Otros años organizábamos concentraciones para que los jugadores fueran conociéndose mejor, pero en tiempos de Coronavirus es imposible”. 

La ausencia de amistosos de preparación y la imposibilidad de reunirse todos para entrenar eran dos condicionantes que lastraban  la cohesión de grupo. Ambos factores, sumados al ya de por sí difícil arranque de liga para un recién ascendido, provocaron que el equipo cayera en sus tres primeros choques. Sin embargo, el pasado fin de semana lograron su primer punto ante el CN Montjuic, y la plantilla ya afronta el reto con otros ojos: “El punto nos da tranquilidad. Cuando eres nuevo en una categoría siempre tienes presión por ganar los primeros puntos. Las sensaciones con el juego ya fueron buenas en el tercer partido, pero obtener un empate ante un rival teóricamente superior nos dio una dosis de motivación”.

Este fin de semana el Waterpolo Castelló viajará hasta la piscina del CN Poble Nou. El equipo catalán es el último clasificado del grupo y hasta ahora no ha podido sumar ningún punto. Se tratará de un enfrentamiento crucial entre dos rivales directos por la permanencia. Los castellonenses llegan a la cita en una buena dinámica y se sienten capaces de llevarse la victoria: “Vamos con la idea de aprovechar la inercia positiva. El equipo va a más y se va conociendo. será difícil porque el Poble Nou ha competido en todos sus encuentros, pero nuestra idea es llevarnos los 3 puntos“, comenta su entrenador y director deportivo, Carlos Ndongo.

“Podemos arañar los 3 puntos. El hecho de que su piscina sea más estrecha complicará un poco las cosas, pero la cohesión del grupo cada vez es mayor y el punto de la semana pasada nos permite llegar motivados al encuentro“, afirma el jugador Luís Bausá. 

El conjunto de la capital de La Plana está poco a poco asentándose en la categoría y este partido puede significar su confirmación definitiva. El camino hacia la permanencia es una carrera de fondo, pero un triunfo en tierras catalanas supondría poner el broche de oro al histórico 2020 del Waterpolo Castelló.

Imagen: Waterpolo Castelló

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *