El Villarreal deja escapar 2 puntos ante el Atalanta en su vuelta a la Champions

El submarino regresa a la Liga de Campeones 10 años después, con un punto que adquiere valor gracias a la derrota del Manchester United

Marcos Bernat (@marcosbernat98). Vila-real

El Villarreal CF recibía al Atalanta BC en su vuelta a la máxima competición de clubs de Europa. La Champions League volvía a la Plana Baja una década después.

Sonaba el silbato y comenzaba la fiesta del fútbol en la Cerámica. En lo primeros compases, el cuadro visitante arrancó fiel a su filosofía y busco la meta amarilla desde el minuto uno. No tuvieron que insistir demasiado los de Gasperini para abrir la lata y, en el 5, el 0-1 subió al marcador. Tras un rechace dentro del área, Duvan Zapata bajó la pelota con el pecho, la protegió en una sublime maniobra de delantero centro y la dejó atrás para Freuler, que ajusto con calidad el disparo, que impacto en el poste antes de tocar la red.

El submarino debía recomponerse del mazazo y, con el paso de los minutos, trató de estabilizar las iniciales ofensivas italianas y acercarse al marco rival. Sin embargo, los de Bérgamo demostraban ser letales ante cualquier descuido. Tanto es así que, el segundo estuvo muy cerca de caer en el 17. Pessina protagonizó una contra magistral, dejando atrás a Trigueros con un autopase y, seguidamente, disparó alto. Sin pausa, el duelo se ponía precioso para el espectador. Entre idas y venidas, Trigueros tuvo la primera clara para los suyos, tras girarse en el área y golpear a las manos de Musso en el 22.

Transcurrido un cuarto de partido, la contienda se tomaba un respiro en cuanto a ocasiones claras. No obstante, los de Emery sufrían continuamente la internada por bandas, con Zappacosta abarcando gran parte del carril diestro y Gosens entrando por la izquierda. Pero los groguets no habían dicho su última palabra en el primer tiempo. Así, el equipo despertó en el 38 con un Trigueros volvió a ser protagonista para poner las tablas tras recoger un centro envenenado de Pedraza. Poco después, en el 41, Gerard Moreno tuvo el 2-1 a balón parado. El catalán remató de cabeza un centro medido de Dani Parejo, pero Musso firmó una estirada antológica.

El segundo periodo se iniciaba con la misma tónica que el primero. Los transalpinos salieron con hambre de gol, volcados arriba, y los locales volvían a tener dificultades para tapar los costados. De este modo, Gosens encontró la espalda de Foyth y llegó a un balón franco para romper el empate, pero el 8 no impactó bien con el esférico. Pocos instantes después, en el 53,  Zapata iba a meter de nuevo el miedo en el cuerpo. El ariete se sacó un testarazo en un saque de esquina y estrelló la bola contra el larguero.

No empezaron bien los de Vila-real, y el técnico vasco decidió agitar el banquillo. Por ello, en el 60 introdujo un triple cambio. Coquelin sustituyó a Capoue, Moi Gómez a Trigueros y Danjuma a Dia. Tras los cambios, el choque tomó un rumbo más tranquilo. Ambos equipos conseguían cerrar mejor sus líneas, aunque se seguían produciendo acercamientos en ambas partes. 

La calma momentánea la rompió un habitual: Gerard Moreno. El atacante perdonó una ocasión muy clara en el 68, cuando se quedó solo ante el guardameta rival tras un gran pase de Pau Torres. Lejos de lamentarse, 5 minutos después quiso ponerle el tato en bandeja a Danjuma. Los italianos perdieron el cuero tratando de salir jugado y, el 7 se sacó de la chistera un toque sutil para habilitar al neerlandés, que perforó la red con un tiro potente.

A menos de 10 minutos del final La Cerámica se preparaba para celebrar la victoria en la vuelta de su equipo a la Liga de Campeones. Sin embargo, Gosens lo impidió. El carrilero, que ya había alertado en varias ocasiones con sus llegadas, se metió en el área para empujar un centro lateral al fondo de las mallas en una jugada defendida con poca intensidad por parte de los de Emery.

De nuevo Gerard Moreno tuvo la victoria en el 93, tras cabecear un saque de esquina que sacó de Musso. Con las tablas y la justicia futbolística reflejada en el marcador, el colegiado dictaminó el final del choque. Ambos equipos se repartieron puntos en una jornada en la que el coco del grupo, el Manchester United, cayó sorprendentemente ante el Young Boys.

Imagen: Villarreal CF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.