El Villarreal de Europa sigue en su salsa y vence 0-2 en Kiev

El submarino se evade de su mala racha liguera y recupera sensaciones en un partido que se decide con los goles de Pau Torres y Albiol

Marcos Bernat (@marcosbernat98). Castelló

El Villarreal se ha apuntado el primer duelo de los octavos de final ante el Dinamo de Kiev. Los tantos de Pau Torres en el minuto 30 y de Raúl Albiol en el 52 sirven al conjunto amarillo para continuar su buena racha en la competición. El triunfo en la Europa League evade al equipo de una mala dinámica en liga, donde suman 8 jornadas consecutivas sin vencer.

El Submarino Amarillo comenzó el encuentro con ganas de amenazar la meta rival y así lo demostró en los primeros compases, buscando la portería de Bushchan, aunque sin certeza en los disparos. Tras resistir las primeras acometidas de los visitantes, los ucranianos trataron de tomar el control del juego y, por unos instantes, lo consiguieron. No obstante, cuando empezaban a asomar las dudas entorno al cuadro groguet, apareció el de siempre: Gerard Moreno. El catalán se sacó de la manga una gran asistencia, cuando estaba escorado dentro del área, para que Pau Torres empujara el esférico a placer y pusiera el 0-1 en el 30.

Los de Emery se supieron tirar de oficio para hacer valer la mínima ventaja hasta el fin de unos primeros 45 minutos en los que ninguna de las dos escuadras brilló por encima de su oponente. Así pues, pese a una mayor cantidad de llegadas amarillas, ninguno de los dos guardametas tuvo que intervenir para salvar a los suyos. El único golpeo a puerta subió al marcador.

El resultado positivo iba a quedar empañado durante el tiempo de descanso por una mala noticia. Pau Torres se tuvo que retirar lesionado y fue sustituido por Funes Mori. 

Los vilarrealenses arrancaron la segunda parte con intenciones similares a la primera y, en esta ocasión, obtuvieron el premio. De nuevo, un protagonista inesperado iba a ser el encargado de perforar el arco de los de Lucescu. Raúl Albiol recogió un rechace, tras el remate de Gerard Moreno, para hacer subir el segundo al casillero. Poco después, un Moreno enchufadísimo y Trigueros tuvieron en sus botas el tercero. Primero, el delantero perdonó un mano a mano. Más tarde, el centrocampista mandó a las nubes el esférico con el cancerbero batido en el piso.

Los castellonenses tuvieron opciones de dejar más que encarrilada la eliminatoria, pero el desacierto en el área no lo permitió. El 0-2 deja al Villrreal con pie y medio en los cuartos de final. El próximo jueves, deberá completar la tarea en el Estadio de la Cerámica a las 20:55.

Imagen: Villarreal C.F.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.