El Villarreal contra su propia historia

El Submarino Amarillo vuelve a cruzarse con el Arsenal y buscará superar una semifinal europea por primera vez

Aaron Siles. Castelló (@ValeroWM)

El Villarreal ha alcanzado una semifinal de competición europea por quinta vez en su historia, cuarta en la Europa League. Una instancia que nunca ha superado. El Submarino Amarillo vuelve a medirse al conjunto inglés del Arsenal al que ya se midiera en la semifinales de la Champions League 2005/2006, en una eliminatoria de infausto recuerdo para los de la Plana Baixa por aquel penalti fallando por Riquelme a escasos minutos para el final que hubiera forzado la prórroga.

Mucho ha llovido desde entonces y ninguno de los dos equipos se parecen a los que se enfrentaron hace 15 años. El Villarreal, por aquellos años un equipo de poco bagaje internacional, es ahora todo un clásico de las competiciones continentales y de la Europa League en concreto. Por su parte, los Gunners poco o nada tienen que ver con aquel conjunto que dirigía Wenger y contaba con jugadores de la talla de Henry, Pirés o Bergkamp. El Arsenal lleva varias temporadas inmerso en una dinámica decadente. A principios de siglo estaba instalado en el Big Four de la Premier League, un equipo ganador y habitual en las últimas fases de la Champions. Ahora está a punto de encadenar cinco temporadas fuera de los cuatro primeros puestos en el torneo doméstico.

Por lo tanto, ambos conjuntos afrontan esta eliminatoria de maneras muy diferentes. El Villarreal concentra su ilusión en alcanzar la primera final continental de su historia, todo un sueño para el equipo de un pueblo de poco más de 50.000 habitantes que ha logrado codearse con los grande de Europa. En cambio, para el Arsenal ganar esta Europa League es una necesidad. Los ingleses, uno de los doce fundadores de la Superliga, tienen en este torneo su única oportunidad para evitar quedarse fuera de la Champions por quinta temporada consecutiva. Un lastre económico que hace que cada año estén un poco más lejos de los Manchester City, United, Liverpool, Tottenham o Chelsea. Su posición como uno de los grandes de Inglaterra está más en duda que nunca.

El factor Emery volverá a ser decisivo

El idilio que tiene Unai Emery con la Europa League es indudable. El entrenador vasco venció la competición en tres ocasiones consecutivas entre 2014 y 2016 con el Sevilla. Un trienio donde el conjunto andaluz protagonizó eliminatorias memorables (eliminando al propio Submarino Amarillo en una de ellas) y en las que el técnico de Hondarribia dejó su sello con planteamientos y decisiones en la dirección de campo que resultaron diferenciales. A este aspecto se le suma que el propio Emery dirigió al Arsenal hasta mediados de la campaña pasada y consiguió meterlo en la final de la Europa League de 2019 que perdió con el Chelsea. El vasco conoce muy bien a la mayoría de sus jugadores rivales.

Se espera que el Villarreal alinee sobre el terreno de juego a su once de gala a excepción de Sergio Asenjo. Gerónimo Rulli, titular durante todo el torneo, ocupará la meta local. Emery tiene a su disposición a sus hombres más importantes y partirán desde el inicio. Los amarillos vovlerán a aferrarse a Gerard Moreno y al estado de gracia que vive el atacante catalán.

Imagen: UEFA Europa League

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.