El TAU Castelló remonta en un último cuarto de ensueño

Los azulejeros volvieron a mostrarse irregulares, pero se llevaron un partido en el que fueron a remolque desde el principio

Redacción. Castelló

El TAU Castelló ganó en el partido de pretemporada que le enfrentó al Bàsquet Girona. Con mucho sufrimiento y esfuerzo tras una nueva floja primera parte de los locales, los cuales supieron reaccionar a pesar de que las cosas llegaron a ponerse realmente feas. Un guión habitual en los últimos compromisos de los azulejeros.

En el inicio se vio al TAU Castelló algo más vivo que en partidos anteriores, dirigido desde la posición de base por el canterano Joel Sabaté, quien tuvo que coger esta responsabilidad durante varios minutos por la ausencia de Joan Faner. Por desgracia, el trabajo de los locales no era suficiente. Estuvieron muy desacertados, ya que en los compases iniciales solo sumaba puntos el gigante Rozitis muy cerca del aro. Ante esta situación, el cuadro visitante dio un importante estirón en el marcador siendo superiores en todas las facetas del juego y con una anotación mucho más coral, con lo que se llegó a un claro 9-24 al término del primer cuarto.

Toni Ten iba introduciendo cambios para arreglar el desaguisado. Además, tocaba apretar las clavijas en defensa, pero no salía nada. Los de La Plana no hacían daño desde el perímetro y cerca de los tableros las canastas llegaban con cuentagotas ante la dura defensa gerundense. De este modo, la brecha seguía manteniéndose estable y no llegaba la remontada (20-35, min. 16). A partir de ese momento se vivió un significativo despertar de las castellonenses, espoleados por un Rozitis que metía casi todos los balones que le llegaban sabiendo sacar ventaja de su superioridad física. El pívot letón llegó al descanso con la friolera de 15 puntos, pero el parcial del segundo período había sido de 21-20, por lo que todavía continuaba la cosa muy complicada. Era difícil meterle mano al combinado catalán, ya que ofensivamente hacía daño desde cualquier posición, defendía muy duro y se mostraba peligroso en contraataque.

Las cosas se pusieron peor en la reanudación con un parcial de 0-5 del Girona nada más reanudarse el duelo. Por suerte, el TAU empezó a rayar al más alto nivel defensivo que le había visto hasta ese momento, pero no podía poner en apuros a su adversario. Los bases del Girona, Franch y Sàbat, estaban dando una lección de dirección de juego. Con el conjunto de Toni Ten dándolo todo y presionando en defensa a toda la pista, al fin le llegó el acierto que le había faltado en otras ocasiones (sobre todo en los triples); y al término del tercer cuarto se produjo el primer acercamiento serio de los castellonenses (50-57). Había partido entonces.

Con la base de una gran defensa, prácticamente al límite, al fin los de Toni Ten se pusieron por delante tras un triple (60-59, min. 36). La anotación exterior ahora sí que estaba funcionando, con Hook y Hermanson bastante inspirados y Alvarado y Sabaté dirigiendo con pasión a sus compañeros. Los catalanes estaban bloqueados en ese instante, ya que solo llevaban 2 puntos tras siete minutos de juego en el cuarto periodo. No les entraba nada y estaban siendo arrollados por los de La Plana, quienes a 1:30 del final ya tenían la victoria en el bolsillo (70-63) y no la dejaron escapar con el 76-63 final que fue rubricado con un triple del canterano Pedro López.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.