El Castellón, un equipo que vende barata su piel

El equipo de Óscar Cano vuelve a caer ayer y su futuro próximo no es muy halagüeño

Aaron Siles. Castelló (@ValeroWM)

2021 no ha empezado nada bien para el CD Castellón. Tres partidos, tres derrotas y sin ver portería. Anoche los albinegros visitaban al Espanyol, líder de la categoría, y aunque la derrota podía ser previsible, los de La Plana dejaron mucho que desear.  Los Pericos no necesitaron hacer grandes cosas para llevarse un triunfo cómodo y dieron la impresión de conformarse con el 2-0 y no querer hacer sangre. Los castellonenses no inquietaron a su oponente, y a sus ya conocidos problemas ofensivos se sumó, nuevamente, una actuación defensiva poco consistente.

Lo cierto es que es una tónica que pudo verse reflejada en el partido liguero ante el Tenerife. Los canarios, con muy poco, se llevaron los tres puntos. Los de Óscar Cano están teniendo enormes problemas para generar ocasiones de gol. El equipo no sostiene argumentos ofensivos sólidos más allá del buen pie de Marc Mateu. Un plan que se queda corto para el fútbol profesional viendo, además, la nómina de rematadores de la que el equipo dispone. Asimismo, no es capaz de materializar las escasas oportunidades que logra, como el penalti errado por el propio Marc Mateu en el último duelo en Castalia o el cabezazo de Zlatanovic ayer, aún con el 1-0 en el electrónico.

No obstante, los números no reflejan que la situación en ataque sea tan dramática si se comparan con los de otros combinados de la competición. Los de Cano han obtenido 18 tantos, una cifra que no dista mucho de los conseguidos por otro equipos. Basta con ver que Sporting y Leganés están en puestos de play-off con 19. Lo realmente preocupante en esta faceta del juego son las sensaciones que transmiten los orelluts. Cuesta generar, y por ello el gol parece quedar muy lejos.

En fase defensiva el Castellón tampoco se muestra como un conjunto sólido. Genarlmente, es un equipo que costumbra a disputar la posesión al rival, incluso dominarla, por lo que no suele verse sometido durante largos periodos de tiempo. Sin embargo, cuando se ve exigido en su área no afronta las situaciones con toda la contundencia ni la fiabilidad requerida. Basta ver el primer gol de anoche en el que Satrustegui fue incapaz de despejar, por dos veces, un balón que terminó en la meta de Álvaro Campos. El Castellón es el segundo equipo más goleado de Segunda División con 28 goles, solo por detrás del Cartagena.

El castellonense es un equipo cuanto menos inocente en su forma de perder. Es capaz de hacerse con el balón, pero el rival no necesita de su mejor versión para imponerse. Es en las áreas donde los albinegros no se muestran competitivos. Sobre todo en la suya propia, porque el gol en contra está casi garantizado. Solo han podido marcharse imbatido en 3 partidos. Por otro lado, los de Cano no son un seguro a la hora de anotar. En 8 partidos no han visto portería, y promedian menos de un tanto por encuentro.

Cano es consciente de las limitaciones de su equipo y pide refuerzos, que por ahora no llegan. Los orelluts están actualmente en puestos de descenso con 19 puntos, a uno de Cartagena y Zaragoza que marcan la salvación. La situación no es desesperada, pero el calendario más próximo no invita al optimismo. En sus próximos partidos reciben al Sporting y visitan al Almería, dos candidatos al ascenso. Serán dos enfrentamientos en los que será muy difícil cosechar puntos y ver al conjunto evolucionar. 

Imagen: LaLiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *